Bienvenido a Secretaría de Seguridad Pública   Click to listen highlighted text! Bienvenido a Secretaría de Seguridad Pública

Click to listen highlighted text!
Prevenión
Bienvenido a Secretaría de Seguridad Pública   Click to listen highlighted text! Bienvenido a Secretaría de Seguridad Pública
  1. Conclusiones del VII Congreso Internacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia

    23 noviembre, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    Aprovecho el espacio para agradecer a las personas que tuvieron la oportunidad de acompañarnos el 18 y 19 de noviembre en la transmisión virtual del VII Congreso Internacional de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia Escenarios Alternativos, Desafíos y Prioridades en un Contexto Globalizado”, lema con el que las y los conferencistas provenientes de países como Argentina, Colombia, Costa Rica, España, Estados Unidos, Perú, Uruguay y por supuesto México, compartieron con el público experiencias y casos de éxito en tópicos relevantes en materia de seguridad ciudadana, política criminal y prevención social de las violencias y la delincuencia.

    Fueron diversos los temas desarrollados a lo largo de una provechosa jornada de dos días. Constatamos valiosas aportaciones y buenas prácticas en las esferas nacional e internacional concernientes a la implementación de estrategias efectivas ante los desafíos impuestos por la pandemia Covid-19 y su impacto en los ámbitos individual, comunitario y estructural. La dinámica de este magno evento, en aras de preservar la salud e integridad de nuestras personalidades y público asistente, fue transmitido a través de la señal de TVCuatro y las distintas plataformas digitales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (YouTube, Facebook y Twitter).

    A continuación, me permito hacer una breve reseña de las conferencias presentadas por las y los expertos invitados a este Congreso Internacional. Cabe destacar, la honrosa presencia de nuestro Gobernador Constitucional del Estado de Guanajuato, el Mtro. Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, quien, con el tema “Cohesión Social, Hacia un Modelo Participativo de Seguridad Ciudadana”, resaltó la importancia de la cohesión comunitaria, participación y reconstrucción del tejido social para alcanzar niveles óptimos de bienestar, desarrollo y paz social, aspectos en los que Guanajuato ha sido punta de lanza mediante la implementación del programa transversal Impulso 2.0.

    Por su parte, el Mtro. Mauricio Vila Dosal, Gobernador Constitucional del Estado de Yucatán, con su ponencia “La Seguridad Ciudadana en Yucatán”, compartió el resultado de buenas prácticas que han tenido a bien posicionarlos en los primeros lugares en diversos indicadores de bienestar social y seguridad pública a nivel nacional. Por otro lado, el Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino con el tema ¿Coincide el Modelo de Estado Democrático con la Política Criminal Mexicana? invitó a reflexionar sobre una Política Criminal conveniente a un Estado Social y Democrático de Derecho que permita garantizar la protección del pacto social y los Derechos Humanos de las personas.

    La Dra. Nieves Sanz Mulas, nos privilegió con su participación “Política Criminal, Globalización y Crisis del Covid-19”, con la cual, hizo hincapié en que una Política Criminal contemporánea atiende desafíos cada vez más globalizados, ejemplo de lo anterior, son el conjunto de problemáticas sociales y económicas como resultado de la pandemia Covid-19, campo fértil para la propagación o agravamiento de violencias y delincuencia. El Dr. César San Juan Guillén con su tema “Espacio, Comportamiento y Cohesión” destacó la trascendencia del diseño urbanístico inclusivo en los espacios públicos y privados para que estos contribuyan al desarrollo humano.

    En otro orden de ideas, la Dra. Lucía Dammert, con su plática “Estrategias Globales para la Reducción de la Violencia”, acentuó la gravedad del incremento de las violencias y con ello, la necesidad de políticas públicas con liderazgos trascendentes, sistemas de información efectivos y acciones de prevención en todos sus ámbitos. Ahora bien, el Dr. Leonardo Martín Dorony Saturno, en razón de su conferencia titulada “Educación Ciudadana, Pertenencia y Solidaridad”, resaltó la búsqueda de estrategias alternativas que confronten la violencia estructural imperante y empodere a la sociedad civil organizada como parte de la solución a la problemática de las violencias.

    Para la Dra. Angélica Durán Martínez con su tema “Criminalidad y Globalización en las Américas”, describió la existencia de dinámicas delictivas que por su naturaleza demandan una atención global más allá del uso excesivo del sistema penal, es decir, con soluciones preventivas de acuerdo con las características del fenómeno que propicia su incremento. En cuanto al Dr. Edgardo Buscaglia, con su ponencia Fragmentación Social y Violencia Transnacional”, hizo énfasis en el imperioso compromiso del Estado Mexicano por conferir de legalidad la participación ciudadana a modo de auditoría de las políticas y procesos de gobierno para crear una auténtica gobernanza.

    En lo tocante a la intervención del Mtro. Mauro Morales García con su exposición “La Seguridad Pública en México”, describió los modelos policiales más efectivos en el mundo, asimismo, destacó la importancia del trabajo realizado por las divisiones de proximidad social acorde a las necesidades y problemática del entorno. Por su parte, el Mg. Gastón Pezzuchi con su ponencia “Análisis y Prospectiva Criminal”, subrayó las bondades del análisis criminológico en las instituciones de Seguridad Pública a partir del uso de datos, ambos, como herramientas efectivas para el diseño de políticas públicas destinadas a la prevención de la criminalidad en los territorios afectados

    El Dr. Guillermo A. Pacheco, con su tema “Inestabilidad y Conflictos Sociales”, invitó a reflexionar sobre las dificultades en las distintas esferas de la vida humana, considerando en ello, un cambio de visión para su abordaje. La Dra. Cecilia Sánchez Romero, con el tema “Crisis Sanitaria, Seguridad Humana y Violencia”, señaló que la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, deja al descubierto una vez más, la tremenda inequidad social, los elevados índices de pobreza y desigualdad. Por lo tanto, estamos obligados hacia la salvaguarda de los derechos con una amplia participación ciudadana para propiciar un golpe de timón que nos permita el progreso humano.

    A partir de las valiosas aportaciones de nuestras personalidades participantes en el VII Congreso Internacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, refrendamos nuestro compromiso por establecer un marco de referencia teórico-práctico sobre los paradigmas emergentes de la seguridad ciudadana, política criminal y la prevención social, a través de un espacio de divulgación y reflexión interdisciplinaria que congregue a expertos de renombre nacional e internacional con la finalidad de enriquecer con sus con estudios, investigaciones y experiencias, alternativas de solución a la problemática que implica el agravamiento de las violencias y delincuencia.

    Con este tipo de eventos, Guanajuato no sólo se posiciona como un referente nacional en el tema que nos ocupa, sino también, impulsa la participación de servidores públicos, profesionistas, ONG´s, académicos, ciudadanos y medios de comunicación, por medio de una convocatoria plural e incluyente. Con ello, sociedad y gobierno contribuimos al fortalecimiento de la actual política pública en la materia a través de buenas prácticas y experiencias exitosas susceptibles de contextualizarse a nuestra realidad y hacer de Guanajuato y sus Municipios la Grandeza de México.

     

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato

     


    Transmisión 18 de noviembre

    Transmisión 19 de noviembre

    Twitter 1280 X 720 - copia

  2. Precepción de seguridad

    16 noviembre, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    La percepción de inseguridad, es un problema que vulnera la calidad de vida de las personas y ésta depende de un contexto temporal, social y cultural determinado. Para Vilalta Perdomo, reconocido investigador en la materia, la percepción de inseguridad, es aquella perturbación del ánimo como consecuencia de la diferencia entre el riesgo percibido de ser víctima de un ilícito y la propia victimización del hecho, en otras palabras, percepción subjetiva y objetiva de inseguridad. De acuerdo con lo anterior, es de resaltar que dicha percepción no es una condición exclusiva de las personas quienes han sido víctimas, cabe también, aquellas cuya sensación rebasa el margen de objetividad traduciéndose únicamente en vulnerabilidad ante un posible riesgo.

    Con independencia de su margen objetivo o subjetivo, la percepción de inseguridad, constituye un parámetro más (no concluyente) que coadyuva con la medición periódica e integral del tema de la seguridad como problema público. La sensación de temor, sin duda, tiene implicaciones en los ámbitos individual y comunitario, al respecto, estudios e investigaciones convergen en la disminución significativa de convivencia ciudadana y, por ende, de cohesión social. Al incrementarse la sensación de probable riesgo en el entorno público inmediato o mediato, la respuesta natural se traslada al imperativo del encierro defensivo en los diferentes círculos concéntricos de interacción.

    El imperativo del encierro defensivo, maximiza el problema de inseguridad, trastocando con ello aspectos esenciales para mantener seguro un espacio, siendo en este caso la vigilancia natural (posibilidad de ver y ser visto), la posible identidad con espacios comunitarios, la confianza y colaboración entre vecinos y, el sentido de participación y corresponsabilidad ciudadana para el tratamiento de problemas públicos, en suma, el bienestar y calidad de vida. Cabe mencionar que, el distanciamiento social y espacial, facilita el debilitamiento de los lazos comunitarios, así como con el entorno territorial, por lo tanto, la ausencia de cohesión como secuela de la “lógica de securitización” también abona a la sensación de inseguridad.

    Dentro del proceso de medición integral y periódica de la seguridad, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), dispone de algunos instrumentos muy útiles que coadyuvan con la caracterización del fenómeno de las violencias y la delincuencia a nivel regional, uno de ellos es la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), el cual, de acuerdo con el INEGI, tiene por objetivo obtener información que permita realizar estimaciones con representatividad a nivel nacional urbano sobre la percepción de la población sobre la seguridad pública en su ciudad. La periodicidad de este instrumento es trimestral. En su última edición, sus resultados corresponden al periodo julio – septiembre del 2020.

    Es así que, con base en los últimos resultados de la encuesta citada líneas más arriba, León de los Aldama, municipio de mayor notabilidad demográfica y económica en el Estado de Guanajuato, registró una notable mejoría del orden del 7.3 puntos porcentuales con respecto al ENSU pasado (enero-marzo 2020) en cuanto a la percepción de inseguridad en personas mayores de 18 años. Lo anterior, es un reflejo del tratamiento integral del fenómeno de las violencias y la delincuencia en los ámbitos municipal y estatal, aunado también a las vicisitudes del fenómeno con respecto a la influencia del ambiente y contexto, son elementos indivisibles.

    Para la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, los resultados de instrumentos como la ENSU, constituyen indicadores que reflejan no sólo el sentir de la población con respecto al tema que nos ocupa, sino también, un importante insumo de información para el fortalecimiento de políticas públicas en materia operativa y de prevención social de las violencias y la delincuencia, las cuales, de forma integral, empírica y aplicada, buscan salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas, así como contribuir a la generación y preservación del orden público y la paz social.

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini
    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato


     

     

    FSPE

  3. Seguridad Pública y el Federalismo

    9 noviembre, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    La Seguridad Pública, en palabras del Dr. Sergio García Ramírez, se ha convertido en un asunto de primer plano. Tan relevante es que, de ser una función exclusiva del Estado, ha transmutado a un tema de interés crítico en donde la participación ciudadana, ha encontrado espacios de expresión a través de organismos no gubernamentales, universidades, centros de investigación, entre otros. No es para menos, hoy en día, las violencias y delincuencia han evolucionado a la par de la dinámica de fenómenos de índole estructural, interpersonal y de socialización, génesis factorial que exige un planteamiento de Política Pública que se desarrolle de manera “Integral, Empírica y Aplicada”.

    Cabe señalar que, el máximo grado de expresión del fenómeno de las violencias y la delincuencia, son, predominantemente, los ámbitos personal, familiar y comunitario, elementos cuya permeabilidad territorial escapa del escrutinio gubernamental bajo un planteamiento centralista, se requiere entonces, pensar y materializar estrategias que reconozcan y empoderen el papel que desempeñan los gobiernos locales en coalición efectiva y proactiva con liderazgos de los diversos sectores sociales. En ese tenor, es necesario el fortalecimiento de la Seguridad Pública partiendo desde el nivel local, en otras palabras, posicionar a los Gobiernos Locales como protagonistas de la gestión del fenómeno en su total magnitud.

    Para llegar a lo anterior, es transcendental, además de la voluntad como motor de cambio en todos los sectores, incluyendo el político, es inherente proporcionar recursos públicos debidamente fiscalizados, que permitan la implementación de estrategias efectivas. En este orden de ideas, no podemos abandonar a su suerte a los Estados y Municipios, a quienes se les exige resultados inverosímiles mientras no cuentan con el respaldo financiero adecuado y preciso, del cual, la Federación, es un actor corresponsable. De lo anterior, surge la necesidad de fortalecer la esencia compensatoria del Pacto Federal, en donde los tres ámbitos de gobierno, formen parte de un proceso “objetivo” de distribución de recursos y oportunidades para la solución de problemas públicos.

    La Seguridad Pública, de acuerdo a nuestra Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, concretamente en su artículo 21, refiere que, es una función concurrente para los tres órdenes de gobierno (Federación, Estados y los Municipios), que comprende la prevención de los delitos, la investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas. Evidentemente, esta función que concurre en los tres niveles de gobierno, difiere de cualquier implicación centralista en lo que a la materia respecta, exige, un federalismo que promueva sinergia, responsabilidad con los recursos públicos y, por supuesto, compromiso, considerando en ello como única prioridad, la persona y sus derechos como eje central del actuar gubernamental.

    Estamos convencidos que la alternancia política en nuestro país, lejos de ser un factor de sujeción, constituye una interesante oportunidad de colaboración intergubernamental y de competencia creativa. En suma, la función de la Seguridad Pública, demanda capacitación, profesionalización, dignificación, infraestructura, equipamiento, evaluación permanente, sistematización y finalmente, la consolidación de una estrategia integral de Prevención Social, aspectos que, sin el fortalecimiento y apoyo de la Federación, concurrirán en escenarios de mayor complejidad para los Estados y Municipios en el tratamiento del fenómeno de las violencias y la delincuencia. Propugnamos entonces, un federalismo que pase de la recriminación, a un federalismo que busque de manera progresiva ser eficiente y eficaz.

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini
    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato

     


     

    FSPE

  4. La evaluación de la Política Pública de Seguridad

    19 octubre, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

     

    La Política Pública en materia de Prevención Social implementada por la Secretaría de Seguridad Pública en nuestra entidad federativa, surge de la “Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana 2018 – 2024”, mecanismo neurálgico de las acciones de seguridad sustentado en un modelo de trabajo integral, sinérgico y secuencial entre las dependencias de la Administración Pública Estatal y Municipal, con el apoyo proactivo de los diversos sectores de nuestra sociedad organizada, a través de tres vértices estratégicos: a) el de la prevención social de las violencias y la delincuencia; y, b) vigilancia, coordinación operativa e inteligencia policial; y, c) fortalecimiento jurídico – institucional.

    El vértice correspondiente al de la Prevención Social, encuentra fundamento a través de su mecanismo de planeación rector, el Programa Estatal de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia 2019 – 2024, publicado el 05 de marzo del 2020 en el Periódico Oficial del Estado de Guanajuato. Dicho instrumento, tiene como propósito general, impulsar la prevención y el autocuidado para la atención multidimensional de los factores de riesgo vinculados a las diversas manifestaciones de violencia y delincuencia, con la participación necesaria y solidaria de la sociedad en coordinación con las instituciones públicas en los ámbitos Estatal y Municipal

    Cabe señalar que dicho propósito, de interés o beneficio público, se encuentra soportado por un planteamiento de planeación en espiral o cíclico que va desde el diagnóstico y caracterización del fenómeno, su correspondiente análisis estratégico y de factibilidad, formulación de la estrategia de intervención como solución a la problemática identificada, instrumentación y monitoreo, hasta llegar al momento cumbre de su evaluación, siendo esta última etapa de vital trascendencia al proporcionar una radiografía de la estrategia en curso sobre sus beneficiarios directos, su nivel de institucionalidad  y corrección técnica en caso requerir mejoras e iniciar un nuevo ciclo.

    Resulta entonces, un programa estratégico consecuencia de una serie de etapas acumulativas, secuenciales y flexibles para su evaluación antes, durante y después de haber implementado la Política Pública, considerando en ello, métodos y técnicas para la recopilación, procesamiento y análisis de los resultados en una periodicidad determinada. En conclusión, el conocimiento provisto por una adecuada evaluación, constituye un significativo acervo de información sobre los posibles efectos que tuvieron las acciones sobe la problemática identificada, además de coadyuvar en la comprensión del fenómeno en su génesis factorial y orden de causalidad.

    Es por la relevancia de lo anterior que con fundamento en la Ley del Sistema de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato, en su artículo 140, se crea el Sistema Estatal de Evaluación, Seguimiento y Estadística Criminológica (en adelante SEESEC) el cual es una herramienta metodológica que tiene como finalidad orientar los procesos de planeación, organización, implementación, monitoreo, rendición de cuentas, evaluación de los objetivos, metas, estrategias y acciones del Estado y los Municipios en materia político-criminal y de prevención social de las violencias y la delincuencia.

    Mediante el SEESEC, como engrane neurálgico de la Política Pública de Seguridad, junto con los recursos técnicos, financieros y humanos que lo integran, se busca consolidar el círculo virtuoso en cada una de sus etapas, incrementando así la eficiencia y eficacia de la actuación gubernamental mediante un conjunto de procedimientos técnicos, los cuales bajo una configuración empírica y aplicada, proveen los elementos necesarios para el fortalecimiento o rectificación de aquellas acciones estratégicas que a la par de la realidad social y evolución del fenómeno que nos ocupa, coadyuven con la Seguridad Pública y el bienestar de las y los guanajuatenses.

     

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato

     


     

     

     

    Evaluación Politica Pública 32

  5. La seguridad vecinal es tarea de todos

    12 octubre, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    La Seguridad Pública, constituye una de las principales preocupaciones para los mexicanos. Al respecto, la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019, reporta que, a nivel nacional, el 78,6% de la población de 18 años y más refirió que, la inseguridad y la delincuencia es el problema más importante que aqueja hoy en día al país, seguido de la corrupción con el 52,8%. El impacto de la inseguridad percibida en los diferentes sectores sociales, sea objetiva o subjetiva, naturalmente despierta inquietud que repercute en la calidad de vida y el bienestar social. Por tanto, resulta un tema de sumo interés dentro de la opinión pública y por consecuencia, compromiso substancial de la agenda de gobierno en la conformación de políticas públicas eficientes y eficaces.

    El comportamiento del fenómeno y el interés proactivo de los diversos sectores de la sociedad organizada de requerir, y a la vez, coadyuvar con la mejora de las condiciones de seguridad, ha impulsado el establecimiento de diferentes enfoques y respuestas estratégicas, cuyo diseño, a partir de principios como: la integralidad, focalización, transversalidad, institucionalidad y territorialidad, promueven la prevención y el autocuidado para la atención multidimensional de las violencias y la delincuencia. Todo ello, encuentra factibilidad, mediante un esquema de trabajo que propicia, desde el ámbito comunitario, la participación ciudadana en la gestión de la convivencia pacífica y reconstrucción del tejido social en un marco de asociatividad local y buen gobierno.

    Desde hace tiempo, nos encontramos en la consolidaciónde un modelo de instrumentación integral que consideral ciudadano, eje central del actuar gubernamental bajo un planteamiento de organización y corresponsabilidad social. Se busca entonces, ampliar el margen de compromiso hacia otros sectores en el reconocimiento de la Seguridad Pública, no sólo como una función que le compete al aparato público, sino también como una responsabilidad cívica de imperiosa sistematización colectiva a través de la coordinación de las autoridades locales. Ello encuentra cabida, mediante la implementación estrategias de prevención social que, desde su ámbito comunitario, posicionen a las y los vecinos, como agentes proactivos de cambio social.

    El modelo de organización vecinal, se fundamenta en el Programa Estatal para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia 2019 – 2024, máximo instrumento de planeación que conduce la política pública en la materia, el cual, mediante la identificación de las peculiaridades territoriales, sociodemográficas del entorno, así como de los diversos factores de riesgo que coadyuvan con el fenómeno, sistematiza el desempeño gubernamental para consolidar el desarrollo armónico de las personas, sus familias, la comunidad y sus instituciones, considerando en ello, la implementación de mecanismos de interlocución comunitaria entre sociedad y gobierno.

    Es bajo el citado planteamiento estratégico que, la organización vecinal en el ámbito comunitario, ha cobrado especial relevancia para la coordinación intersectorial, y responsabilidad territorial en estrategias concernientes a la seguridad y prevención social. El propósito de ello, consiste, por un lado, mejorar la percepción de seguridad y reducir los delitos de oportunidad en aquellas zonas o delimitaciones territoriales que así lo requieran por su alta densidad criminológica, y por el otro, atender, mediante un esquema transversal, aquellos factores de riesgo de naturaleza estructural e interpersonal que propicien situaciones de violencias y delincuencia.

    Recordemos que, la Política de Prevención Social en nuestro Estado, se concentra en el tratamiento de la génesis y expresiones del comportamiento antisocial y delictivo, fundamentado en un bosquejo de análisis permanente que permite entender la interrelación de factores de riesgo en sus diversos ámbitos. Esto nos lleva a identificar algunos componentes que contribuyen a la formulación de estrategias específicas y adecuadas. Como un ejemplo, tenemos los delitos de oportunidad, cuya manifestación depende de movimientos cotidianos, flujo de personas, atribuciones o valor del objetivo, vigilancia natural, así como cambios sociales o tecnológicos que proveen nuevas oportunidades.

    En este sentido, destacamos el comportamiento del Robo a Casa Habitación, considerado por su ocurrencia en el espacio urbano y la influencia del medio ambiente, un delito de oportunidad, tal y como se muestra en la gráfica siguiente. Es importante destacar que, la constitución de alianzas entre la comunidad organizada (vecinos) y las autoridades a nivel local permite, de acuerdo con el Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana de la Universidad de Chile, aumentar los niveles de conciencia entre los actores involucrados, compartir información, formar redes de trabajo, potenciar recursos e incrementar los niveles de participación comunitaria a través del tiempo.

    43E0BE30-80B4-4AB7-A509-466C783D4D2AGráfica1: Incidencia de robo a casa habitación / Elaborado por la SSP (CEI) / Fuente: Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

    Es por lo anterior que, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, impulsa la participación comunitaria a través de la instalación y seguimiento de Comités de Seguridad Vecinal que fortalezcan la cultura corresponsabilidad social mediante un modelo de participación encaminado hacia la implementación de actividades informativas, consultivas, gestionarias y de empoderamiento. La participación vecinal, es la actividad racional, organizada y consciente que tiene por objetivo, expresar iniciativas, necesidades, defender intereses y valores comunes e influir, de forma directa o indirecta, en la toma de decisiones para mejorar la calidad de vida de la comunidad.

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato


    3409F634-AF84-4DE6-8FE6-DD7E4725F3C2

  6. La política de seguridad integral a debate: VII Congreso Internacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia

    5 octubre, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    La crisis sanitaria del COVID-19 y sus diversas consecuencias en los ámbitos estructural e interpersonal, han implicado el incremento o adaptabilidad de algunas formas de violencias y delincuencia, escenario para el cual, ningún gobierno estaba preparado. La paulatina evolución de este fenómeno hacia realidades de mayor complejidad, precisa y determina el replanteamiento de un conjunto de estrategias que, de manera planificada y acorde a las limitaciones sanitarias, consideren escenarios alternativos, focalicen desafíos y atiendan prioridades en un contexto transnacional. Es por ello que, la presente edición del Congreso Internacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, representa una valiosa oportunidad de congregar a expertos en diversas áreas del conocimiento, cuya reconocida y sobresaliente trayectoria tanto a nivel nacional como internacional, proporcionan un importante factor de cambio en los ámbitos académico, social o gubernamental.

    Cabe mencionar que, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, desde el año 2005, le ha caracterizado una extensa tradición en la organización de Congresos Internacionales. El auge de estos eventos, tiene su origen con la amplia concurrencia de profesionistas, académicos, periodistas y organizaciones civiles interesados en temas de relevancia interdisciplinaria. A lo largo de estos años, hemos contado con la participación de ponentes nacionales e internacionales; al respecto, recordamos con especial afecto algunas personalidades como: el Dr. Sergio García Ramírez destacado jurista mexicano, al Dr. Irvin Waller fundador del Centro Internacional para la Prevención de la Criminalidad, Dr. Elías Carranza Lucero un icono de la investigación penitenciaria en Latinoamérica y ex director del Instituto Latinoamericano de las Naciones Unidas para la Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, entre otras destacadas personalidades de América Latina, Norte América y Europa.

    En lo que concierne a la edición de este año, hemos de señalar que, su finalidad, consiste en establecer un marco de referencia teóricopráctico sobre el tratamiento de las violencias y la delincuencia, mediante un espacio de divulgación virtual donde se congregue a expertos de talla nacional e internacional. Por tal motivo, el desafío para la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, consiste en posicionarse a nivel nacional, como uno de los principales divulgadores de conocimiento científico alrededor del paradigma de una Política Criminal de Aplicabilidad Integral, encaminada a generar, soluciones a partir del necesario ángulo de la seguridad humana como alternativa a la tradicional lógica del punitivismo penal.

    Finalmente, con el propósito de organizar un Congreso adecuado a la problemática actual y congruente con el planteamiento estratégico del Programa Estatal de Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia 2019 – 2024, dentro del proceso de análisis y deliberación conceptual del evento, se consideraron tanto el actual contexto sanitario como los efectos colaterales derivados de la pandemia COVID-19, nodo causal del conjunto de factores multidimensionales que probablemente coadyuven con el fenómeno de las violencias y la delincuencia en el corto, mediano y largo plazo; por tal motivo, se convino una estructura temática transdiciplinaria bajo el eslogan:“Escenarios Alternativos, Desafíos y Prioridades en un Contexto Globalizado”, lema que conllevará hacia el debate sobre la necesaria adaptabilidad estratégica ante una realidad dinámica y turbulenta que requiere, desde la óptica de la seguridad humana global, un modelo innovador e integral de política pública.

    En su desarrollo, este magno evento, contará con la participación de personajes destacados provenientes de países como Argentina, Colombia, Costa Rica, España, Perú y por supuesto México. Cabe destacar que, cada uno de nuestros ponentes, poseen una eminente y destacada trayectoria profesional en las distintas áreas del conocimiento encaminadas al tratamiento del fenómeno que nos ocupa, misma que, compartirán a través de sus respectivas ponencias a lo largo de dos días de intenso trabajo. Es importante señalar que, la dinámica del Congreso Internacional, por esta ocasión y con motivo del comportamiento de la pandemia COVID-19 monitoreada por nuestras autoridades sanitarias, se transmitirá por la señal de TVcuatro y las plataformas digitales de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (YouTube, Facebook Twitter). Nuestro objetivo es que este tipo de eventos continúen paralelamente a la preocupación por el bienestar de nuestros conferencistas y asistentes.

    En espera de contar con la tradicional participación del público que cada año asiste, se les hace la atenta invitación a la transmisión oficial que comenzará en punto de las 12:00 horas los días 18 y 19 de noviembre al VII Congreso Internacional para Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia “Escenarios Alternativos, Desafíos y Prioridades en un Contexto Globalizado”. La organización de este magno evento, responde al compromiso del Gobierno del Estado de Guanajuato en el desarrollo de espacios que impulsen la divulgación del conocimiento científico, la participación y corresponsabilidad interinstitucional en el tratamiento del fenómeno de las violencias y la delincuencia.

    No faltes. Te esperamos.

    Regístrate en: http://bit.ly/7CIPSVD_Reg

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato

     


     

    congreso

    {"origin":"gallery","uid":"6059AC3C-8345-49B9-86E6-DF7EFBE2314C_1601874908482","source":"other"}

  7. La estrategia de la disminución de los delitos de alto impacto

    29 septiembre, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    El fenómeno de las violencias y la delincuencia, como bien lo hemos referido en otras ocasiones, obedece a una génesis factorial de naturaleza probabilística y origen diverso. Recordemos que, su tratamiento, debe partir desde una Política Criminal aplicada e integral, previo estudio de sus causas, por lo tanto, los ejercicios de análisis estadísticos son la incidencia e índice de denuncias, sin que sean un indicador determinante del fenómeno, pero sí coadyuvante, es decir, un elemento más que se suma a la comprensión de su comportamiento en un espacio y tiempo determinado, situación de la cual, derivan medidas focalizadas al elemento “oportunidad” en aquellos territorios con mayor densidad criminal.

    La clasificación de los delitos de alto impacto, según el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), son aquellas conductas que, por la gravedad de sus efectos y sus altos niveles de violencia e incidencia, contribuyen a la percepción de inseguridad y vulneración de la sociedad. Cabe mencionar que, dicha clasificación, para el estado de Guanajuato, corresponde a los siguientes delitos: homicidios dolosos, feminicidios, extorsión, lesiones dolosas, robo a bancos, robo a casa habitación, robo a negocio, robo a transeúnte, robo a transportista, robo de vehículo, robo de ganado, secuestro y violación. Reiteramos que, la variabilidad de cada una de estas conductas ilícitas, no describen las condiciones generales de seguridad en las que se encuentra el estado, para dicho propósito, se requiere de un exhaustivo trabajo de investigación en materia criminológica.

    Ahora bien, la medición de los índices e incidencia en materia de delitos de alto impacto en nuestro estado refleja que, -de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública- en el periodo enero–agosto del presente año, el estado de Guanajuato, ocupó el quinto lugar en incidencia con 20,361 carpetas de investigación iniciadas, el duodécimo en índice con 347.83 por cada 100,000 habitantes y el décimo en variación. La mayor cantidad de delitos de alto impacto en el presente año, se presentó en enero con 2,941 denuncias. El promedio mensual de delitos denunciados dentro del periodo de referencia es de 2,545.13 carpetas. En cuanto a la variación respecto al año 2019 en el mismo parámetro temporal, el año 2020, registró una disminución de la incidencia en un 13.07% con relación al año anterior.

    De forma particular y bajo el mismo parámetro temporal (enero a agosto de 2020), tenemos que los índices por cada 100 mil habitantes, de los delitos de feminicidio (0.19), extorsión (0.19), robo a bancos (0.00), robo a transeúnte (2.07), robo a transportista (0.09), robo de vehículo (49.46), robo de ganado (3.09), secuestro (0.14) y violación (6.05), se ubican por debajo del índice promedio nacional. La siguiente gráfica ilustra estas magnitudes y las correspondientes del promedio nacional.

    1

    En lo concerniente a la incidencia del 2020 con relación al 2019, en el estado de Guanajuato, se tienen importantes reducciones, presentándose en los siguientes delitos: lesiones dolosas (-25.85%), robo a bancos (-100%), robo a casa habitación (-7.65), robo a negocio (-8.55), robo a transportista (-73.68%), robo de vehículo (-4.23%), robo de ganado (-24.27%) y violación (-28.34%).  A continuación, se ilustran la variación de estos delitos.

    2

    De la referencia estadística anterior, se identifican dos ventanas de oportunidad: la primera, tiene que ver con la consolidación de una estrategia de prevención e inteligencia policial, focalizada en aquellas zonas de intervención que por sus altos niveles requieren atención. Cabe hacer la aclaración que, el acervo estadístico procedente de registros administrativos, resulta un elemento “complementario” de política pública y posible fundamento de ulteriores investigaciones en materia criminológica orientadas a la comprensión del fenómeno criminal en su génesis factorial. La segunda, constituye un parámetro de la confianza entre la sociedad y sus instituciones, como mecanismo esencial para el tratamiento del fenómeno delincuencial sobre la base de la participación ciudadana y cultura de la legalidad a través de adecuado ejercicio democrático de la denuncia.

    Lo anterior, conlleva la responsabilidad de implementar estrategias de proximidad territorial y comunitaria por conducto de las autoridades en los tres niveles de gobierno,  mediante un esquema de acción pública que involucre la salvaguarda de los derechos humanos, el empoderamiento de las familias, la recuperación de espacios públicos, el impulso al orden y la participación ciudadana, el rescate de los valores sociales, la prevención de las diversas manifestaciones de violencia y la reconstrucción del tejido social.

    Por lo tanto, nuestra visión como Secretaría de Seguridad Pública del Estado, implica la mejora de las condiciones de bienestar social y seguridad ciudadana, a través de un planteamiento sensible y cercano a las demandas sociales en materia de prevención social de las violencias y la delincuencia, y el fortalecimiento institucional que realiza la Comisión Intersecretarial para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia, mediante el Programa Estatal para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia 2019-2024; así como de control, coordinación operativa e inteligencia policial que involucre la implementación de acciones en donde el ciudadano y sus derechos estén siempre en el centro del actuar gubernamental.

     

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato

     


     

    companeros-cultivo-tomados-mano-juntos_23-2147707745

  8. La Policía: proximidad y confianza ciudadana

    17 agosto, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    tur

     

    Sin duda, la policía está presente en muchos aspectos de nuestra vida cotidiana, ello denota la paulatina consolidación de su proximidad comunitaria, así como su permanente profesionalización en las tareas de prevención y reacción, sin olvidar, por supuesto, la obligatoriedad en materia de coordinación con los tres órdenes de gobierno y el respeto irrestricto de los derechos humanos dentro de un marco legítimo de legalidad. Todos los días nuestras Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE), asumen su compromiso con la población guanajuatense y con ello, la responsabilidad y orgullo que ello implica.

    En el Gobierno que encabeza el Gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, el fortalecimiento institucional de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado, se consolidó notablemente bajo rubros que inclusive hoy en la opinión pública son motivo de comparaciones en relación con las corporaciones de seguridad municipales, a cuyas autoridades locales se les ha pedido urgentemente fortalecer, signando para ello compromisos dentro del Consejo Estatal de Seguridad Pública.

    Por ejemplo, actualmente nuestras Fuerzas de Seguridad Pública entraron a un proceso de dignificación que comienza por un salario que les permita llevar una vida mejor; la especialización dentro de la Institución para cumplir más eficientemente con su labor; la eficacia que no es otra cosa que brindar ante la sociedad resultados, resultados y más resultados; la proximidad y el acercamiento social que son finalmente el preámbulo a uno de los objetivos más importantes de toda policía: la confianza ciudadana que hoy por hoy coloca a las FSPE en su nivel, como la segunda de mayor confianza ciudadana, de acuerdo a mediciones de organismos nacionales.

    Las corporaciones policiales, como bien lo ha referido la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, son las instituciones, de cara a la sociedad, las más visibles en las tareas concernientes en materia de seguridad pública e injustamente reprochadas por el éxito o fracaso de las políticas públicas encaminadas al tratamiento de las violencias y la delincuencia. Recordemos que, dicho fenómeno, resulta el último eslabón de la cadena de causas en los ámbitos estructural, individual y ambiental, condiciones que obligan el diseño e implementación de políticas integrales bajo una responsabilidad compartida.

    No obstante, el actuar de las corporaciones policiales, como parte del andamiaje del aparato público, coadyuva positivamente en las condiciones de seguridad. Es por ello, la permanente obligación de su fortalecimiento institucional que garantice la salvaguarda de los derechos e integridad de las y los guanajuatenses, así como la preservación del orden y la paz públicos, aspectos que demandan cuerpos de seguridad pública capacitados, equipados, profesionales y certificados con los más altos estándares internacionales de calidad en prácticas con un alto sentido ético, profesional y vocación de servicio.

    Aunado a lo anterior y por supuesto de igual importancia, la dignificación de la figura y labor del policía, puesto que no sólo constituye la exigencia de una mejor función por parte de las y los elementos, sino también el garantizar sus derechos laborales, traducidos en mejores condiciones y prestaciones laborales, de tal forma que permita impulsar el espíritu de cuerpo al interior de la corporación, y junto con ello, la posibilidad de emprender un proyecto de vida a través de un empleo estable encaminado al bienestar personal y familiar, retribuyendo con ello, el sacrificio y riesgos que implican el ejercicio del deber.

    Por lo anterior y como parte del trabajo incesante en el fortalecimiento institucional de las FSPE, hasta el día de hoy, nuestra Policía Estatal, cuenta con el premio Triple Arco por parte de la Commission on Accreditation for Law Enforcement Agencies, Inc. CALEA a través de sus programas de acreditación a los organismos de seguridad pública, de los cuales, sólo 16 instituciones internacionales cuentan con este distintivo. En junio del presente año, CALEA auditó a las FSPE para la obtención de la Acreditación Nivel Avanzado, Baja California es la única entidad en México con este nivel de acreditación.

    El Estado de Fuerza de las FSPE integra a un total de 3 mil 694 elementos debidamente aprobados por la evaluación de control de confianza como lo exige la ley, siendo éste un requisito indispensable para el ejercicio de la función policial al servicio de la sociedad. Por otro lado, las estrategias de Seguridad Pública demandan la especialización en diversos rubros operativos para consolidar una atención rápida y eficaz, es por ello que, la corporación, cuenta con: una Comisaria General, Comisarías Regionales, una Comisaría del Grupo Táctico Operativo, una Comisaría de Inteligencia, y una Comisaría de Fuerza de Tarea; cinco Divisiones: de la Policía de Operaciones, de la Policía Urbana Estatal, de la Policía Procesal, de la Policía Estatal de Caminos, y de la Policía Rural; y, dos Unidades: de la Policía Turística Estatal y la Unidad Canina K9, ésta última de más reciente creación. Todos ellos, apropiadamente equipados con equipo táctico, balístico y tecnológico de vanguardia.

    Además, como parte de los derechos y dignificación policial en materia laboral, a partir de enero del 2020, las FSPE se convirtieron en la policía estatal mejor pagada del país. Anteriormente el ingreso de un policía raso era de 15 mil 348 pesos brutos mensuales. Por disposición del Gobierno del Estado 2018-2024, el salario se incrementó a 20 mil pesos mensuales netos. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una policía bien pagada, equipada y profesionalizada, coadyuvan con la efectividad policial, la sostenibilidad a largo plazo y la confianza ciudadana.

    Los esfuerzos en materia de fortalecimiento y dignificación policial en Guanajuato son fehacientes, no obstante, de nada sirve si no se perciben resultados y, además, no se consolida la confianza de la ciudadanía. En Guanajuato, la Policía Estatal, tiene presencia en los 46 municipios del estado, robusteciendo con ello su cercanía con la sociedad y las autoridades locales y federales. Indiscutiblemente una policía comprometida con la protección de los derechos y libertades ciudadanas, con altos niveles de rendimiento, coordinación y efectividad, propicia legitimidad y reconocimiento social.

    Prueba de lo anterior, es que las FSPE, fue catalogada por el Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2019 del INEGI, como la 2da corporación, a nivel nacional, con mayor número de intervenciones policiales, como se puede apreciar en la tabla siguiente:

    Intervenciones de la policía estatal, por entidad federativa.

    Lugar Entidad Intervenciones Lugar Entidad Intervenciones
    1 Yucatán 370,854 17 Oaxaca 14,456
    2 Guanajuato 322,445 18 Durango 13,302
    3 Ciudad de México 291,003 19 Guerrero 12,841
    4 Aguascalientes 126,685 20 San Luis Potosí 10,112
    5 México 104,827 21 Tabasco 9,532
    6 Coahuila de Zaragoza 81,387 22 Tlaxcala 9,359
    7 Querétaro 66,762 23 Sonora 9,110
    8 Veracruz de Ignacio de la Llave 40,213 24 Hidalgo 8,604
    9 Morelos 33,076 25 Nayarit 7,687
    10 Chiapas 24,250 26 Colima 6,148
    11 Baja California Sur 22,754 27 Chihuahua 3,396
    12 Nuevo León 21,980 28 Jalisco 3,131
    13 Tamaulipas 20,619 29 Baja California 1,941
    14 Michoacán de Ocampo 19,068 30 Puebla 1,897
    15 Campeche 19,013 31 Zacatecas 1,475
    16 Quintana Roo 16,109 32 Sinaloa 491
    Estados Unidos Mexicanos    1’694,527

    * Fuente: INEGI. Censo Nacional de Gobierno, Seguridad Pública y Sistema Penitenciario Estatales 2019. Tabulados básicos.

     

    Ahora bien, en lo que concierne a la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2019 también del INEGI, posiciona a las FSPE, a nivel nacional, como la segunda policía con mayor nivel de confianza, sólo después de Yucatán, como se puede apreciar en la tabla siguiente:

    Lugar Entidad Porcentaje Lugar Entidad Porcentaje
    1 Yucatán 75.8 17 Veracruz de Ignacio de la Llave 58.8
    2 Guanajuato 71.7 18 Jalisco 58.8
    3 Campeche 70.1 19 Tabasco 58.5
    4 Zacatecas 69.7 20 Sonora 58.2
    5 Oaxaca 68.0 21 Baja California Sur 57.7
    6 Nuevo León 68.0 22 Durango 57.5
    7 Chiapas 67.5 23 Guerrero 57.5
    8 Aguascalientes 66.0 24 Michoacán de Ocampo 56.0
    9 Tlaxcala 65.0 25 Tamaulipas 54.8
    10 Sinaloa 64.0 26 San Luis Potosí 53.6
    11 Colima 62.8 27 Quintana Roo 53.6
    12 Querétaro 62.7 28 Chihuahua 53.5
    13 Nayarit 61.7 29 Morelos 53.5
    14 Hidalgo 61.5 30 Baja California 53.4
    15 Coahuila de Zaragoza 60.6 31 Estado de México 50.0
    16 Puebla 60.1 32 Ciudad de México 39.6
     Estados Unidos Mexicanos   57.9

    * Fuente:  Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2019 (ENVIPE). Tabulados básicos.

    **Porcentaje de la población de 18 años y más por entidad federativa que identifica a la policía estatal y le genera confianza.

     

    La existencia de una Policía Estatal eficaz, íntegra, comprometida con los derechos humanos y dotada de una alta legitimidad y reconocimiento social es, y seguirá siendo el principal objetivo de la Secretaría de Seguridad Pública, la cual, forma parte substancial del tratamiento de las causas y efectos de las violencias y la delincuencia bajo un modelo de trabajo sinérgico enfocado a dos vertientes: el de la prevención social de las violencias y la delincuencia; y, el de la vigilancia, coordinación, operatividad e inteligencia policial.

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini
    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato


     

    tur

  9. Exámenes de control y confianza en la policía, la garantía ciudadana

    10 agosto, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

    La policía constituye la primera línea de contacto entre la ciudadanía y el Estado, destacando con ello, su rol preponderante en el debate público sobre la problemática de la inseguridad al ubicarse en la punta del iceberg en el escalafón transversal de prevención y contención. Indudablemente, el fortalecimiento institucional de las corporaciones policiales, es parte complementaria del tratamiento del fenómeno que nos ocupa, puesto que, en un Estado Social y Democrático de Derecho, la policía es una institución civil que garantiza derechos y preserva el orden y la paz públicos, de tal suerte que, de ella, se espera un actuar apegado a la legalidad con un alto sentido ético, profesional y vocación de servicio.

    En ese tenor y con el propósito de fortalecer la confianza y legitimidad social de nuestras corporaciones e impulsar su adecuada profesionalización de acuerdo a estándares nacionales e internacionales de certificación, es por lo que las y los elementos deben aprobar no sólo el proceso de reclutamiento y de formación inicial, sino también, las evaluaciones de control de confianza, seleccionando así, los perfiles cuyas aptitudes y actitudes, conformen una institución competente en técnicas y tácticas de intervención policial, respetuosa de la ley y los derechos humanos, con una dimensión axiológica fundamentada en principios éticos y morales con vocación y espíritu de cuerpo.

    Lamentablemente, los altos niveles de susceptibilidad hacia la policía, son consecuencia de actos de opacidad y corrupción de algunos elementos que la integran, por ello, y de conformidad con la legislación aplicable en la materia a nivel federal y estatal, es por lo que las y los aspirantes, así como el personal en activo, deben someterse y aprobar las evaluaciones de control de confianza. Dicho procedimiento, integra un conjunto de exámenes médicos-toxicológicos, psicológicos, poligráficos y de investigación socioeconómica, con la finalidad de comprobar el cumplimiento de los perfiles establecidos en los procesos de ingreso, promoción y permanencia de acuerdo al género, nivel jerárquico y función ejercida o por desarrollar.

    Cabe señalar que, la corrupción en nuestro país, es un fenómeno con bastante arraigo, inclusive con cierta connivencia y permisibilidad social, de ahí la complejidad en su tratamiento, puesto que su génesis factorial se debe a causas de naturaleza política, económica, institucional, histórica y social, con manifestaciones en las esferas pública y privada. La corrupción, es definida como la desviación de intereses para la obtención de beneficios extraposicionales. Al respecto, la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2019 (ENCIG) del INEGI, señala que, a nivel nacional, el 52.8% de la población de 18 años y más considera a la corrupción como el segundo problema más importante que aqueja al país, sólo por debajo de la inseguridad con 78.6%.

    Con base en la ENCIG, en Guanajuato, de la población de 18 años y más que habita áreas urbanas a partir de los 100 mil habitantes, el 81.9% considera a la policía como la institución en la que se dan con mayor frecuencia (muy frecuente y frecuente) actos de corrupción. Es importante aclarar que, dicho fenómeno, se ha transformado en parte de nuestra vida cotidiana, como manifiesto de la crisis de incivilidad y quebrantamiento de la norma que persiste en el imaginario colectivo, tanto en la sociedad como en sus instituciones públicas, por tanto, constituye un problema no sólo de las corporaciones policiales en sus distintos niveles, sino también de la sociedad que lo permite y legitima.

    En nuestra entidad, la instancia encargada de llevar a cabo las evaluaciones de control de confianza, es el Centro de Evaluación y Control de Confianza del Estado de Guanajuato (CECCEG), organismo público descentralizado de la Administración Pública Estatal, con personalidad jurídica y patrimonio propios, sectorizado a la Secretaría de Gobierno. El objetivo del CECCEG, es realizar evaluaciones que permitan conocer las condiciones del personal de las áreas de seguridad pública del Estado y sus Municipios en términos de control de confianza de conformidad con la normatividad aplicable. Este centro, se mantiene a la vanguardia en infraestructura, equipamiento y profesionalización permanente.

    En Guanajuato, de acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de la plantilla evaluada de elementos activos de la Policía Estatal de Guanajuato, el 99% aprobó sus respectivos exámenes, colocando a nuestra entidad con el segundo mejor porcentaje de aprobación a nivel federal (ver tabla 1). Ahora bien, en lo que concierne a los 46 municipios del estado, en promedio, estos tienen un porcentaje de aprobación al 99% (ver tabla 2). Cabe mencionar que, en los casos en que los resultados no sean favorables en aquellos elementos en activo que participen en procesos de permanencia, la SSP y los municipios, disponen de los protocolos necesarios para su separación de las corporaciones, todo ello con estricto respeto a sus derechos laborales, incluyendo también, orientación vocacional para su reincorporación a otro giro laboral diverso al de la seguridad pública.

    Centros de Evaluación y Control de Confianza de los Estados
    Estatus de Evaluación y Certificación
    Entidad Aprobados
    Campeche 99%
    Guanajuato 99%
    Baja California Sur 98%
    Coahuila 98%
    México 98%
    Morelos 98%
    Chihuahua 97%
    Oaxaca 97%
    Baja California 96%
    Nuevo León 96%
    Puebla 96%
    Ciudad de México 95%
    Sonora 95%
    Colima 94%
    Querétaro 94%
    Aguascalientes 93%
    Durango 93%
    San Luis Potosí 93%
    Tamaulipas 91%
    Veracruz 91%
    Tlaxcala 90%
    Chiapas 89%
    Quintana Roo 89%
    Sinaloa 89%
    Jalisco 87%
    Tabasco 86%
    Hidalgo 85%
    Michoacán 84%
    Yucatán 84%
    Guerrero 79%
    Nayarit 71%
    Zacatecas 69%

    Tabla 1: Registros del SESNSP al 31 de mayo del 2020.

     

    Centro de Evaluación y Control de Confianza del Estado de Guanajuato
    Estatus de Evaluación y Certificación
    Municipio / Secretaría Aprobados
    Abasolo 100%
    Apaseo el Alto 100%
    Coroneo 100%
    Cortazar 100%
    Doctor Mora 100%
    Huanímaro 100%
    Jaral del Progreso 100%
    Jerécuaro 100%
    Manuel Doblado 100%
    Moroleón 100%
    Ocampo 100%
    Purísima del Rincón 100%
    Salvatierra 100%
    San Diego de la Unión 100%
    San Francisco del Rincón 100%
    Santa Catarina 100%
    Santiago Maravatío 100%
    Tarandacuao 100%
    Tarimoro 100%
    Tierra Blanca 100%
    Victoria 100%
    Villagrán 100%
    Guanajuato 100%
    Pénjamo 100%
    León 100%
    San Miguel de Allende 100%
    Valle de Santiago 99%
    Uriangato 99%
    Irapuato 99%
    Yuriria 99%
    Comonfort 99%
    Salamanca 99%
    Celaya 99%
    San Felipe 98%
    Dolores Hidalgo CIN 98%
    San Luis de la Paz 98%
    Apaseo el Grande 98%
    Romita 98%
    Acámbaro 98%
    San José Iturbide 97%
    Silao 96%
    Cuerámaro 95%
    Pueblo Nuevo 92%
    Santa Cruz de Juventino Rosas 91%
    Promedio total 99%

    Tabla 2: Registros del CECCEG al 30 de junio del 2020.

     

    La certificación en materia de control de confianza, se integra como un elemento más que se suma al importante proceso de fortalecimiento al servicio profesional de carrera policial, lo cual, en conjunto, constituyen, por un lado, una garantía a la sociedad guanajuatense de que las y los elementos que conforman las corporaciones, llevarán a cabo con excelencia, compromiso, vocación de servicio y rectitud, la función que por ley les fue encomendada; y por el otro, el impulso de la cultura cívica y de legalidad como una responsabilidad compartida entre la población y sus instituciones públicas, para juntos, construir un estado pacífico y próspero, y de manera coordinada, lograr la grandeza de México.

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini
    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato

     


     

    CONTROL DE CONFIANZA

  10. Números de emergencia 911, 089 y 075, los mejores aliados en Seguridad Pública

    27 julio, 2020 by Alvar Cabeza de Vaca Appendini

     

    NÚMEROS DE EMERGENCIA 911, 089 y 075, LOS MEJORES ALIADOS EN SEGURIDAD PÚBLICA

     

    El principio de legalidad es el elemento esencial que debe prevalecer en un Estado, gracias a él, se pueden establecer controles sobre la autoridad, así como límites al goce y ejercicio responsable de la libertad, ambos, con absoluto respeto a las garantías constitucionales. En el proceso de interacción entre el desempeño del poder público y el ejercicio de la libertad, el principio de legalidad puede verse vulnerado, ya sea con el actuar desproporcionado o discrecional del Estado, o bien, con el actuar del individuo cuando rebasa lo expresamente prohibido por las normas.

    Es así que, nos encontramos con dos elementos fundamentales: la existencia de criterios normativos y la conformidad con los mismos; lo anterior, nos lleva al concepto de legitimidad, la cual, ayudará a generar consenso en torno a la aceptación de la ley y su aplicación, es decir, cada persona tiene la responsabilidad de aportar al fortalecimiento del Estado de Derecho.

    La cultura de la legalidad, implica un proceso de discernimiento, aceptación y cumplimiento voluntario de la norma, no sólo por su carácter coercitivo, sino por el interés colectivo de bienestar, cuya consolidación requiere de la participación ciudadana para lograr con ello el respeto de las leyes. La denuncia ciudadana es un mecanismo más de coparticipación, cuyo fin último, es el coadyuvar con la preservación del orden y la paz pública, de conformidad con las estrategias de naturaleza preventiva y reactiva.

    Entre los mecanismos de denuncia ciudadana que activan el aparato de procuración de justicia, a través del Ministerio Público, se encuentran las líneas telefónicas de: la Denuncia Anónima 089 y el Sistema de Emergencias 911 que proporciona asistencia de servicios médicos, policiales y de protección civil, coadyuvando con la preservación del orden y la paz pública. Estas variables son dependientes de una adecuada cultura de la legalidad y participación ciudadana en su uso “racional, responsable y pertinente” de acuerdo a la naturaleza de la emergencia por la cual se requiere un servicio, el cual, es provisto por personal capacitado en el manejo de emergencias apoyado con la mejor tecnología de cómputo y radiocomunicaciones.

    Asimismo, el Gobierno del Estado, dispone del Sistema Integral de Atención para las Mujeres (SIAM 075), cuyo objetivo consiste en preservar la vida, integridad y derechos de las mujeres y niñas víctimas de violencia de género, mediante el uso de un mecanismo integral y transversal de servicios especializados en proveer atención inmediata en caso de emergencia (servicio médico, policial y de protección civil), contención psicológica, orientación jurídica y seguimiento especializado según el caso.

    Cabe mencionar que los tres sistemas (911, 089 y 075), integran un conjunto de estrategias clave para la denuncia de conductas violentas y delictivas con su respectivo protocolo de atención en un primer nivel de contacto, buscando en todo momento el impulso de una sociedad proactiva, responsable y comprometida con la cultura de la legalidad a través de su participación con la denuncia.

    Es importante aclarar, que con motivo de la pandemia COVID-19, la Organización Mundial de la Salud, así como las respectivas dependencias homólogas a nivel federal y estatal, establecieron como estrategia de contención, el distanciamiento físico y la limitación de la movilidad con el propósito de mitigar la velocidad de propagación y evitar el colapso de los sistemas de salud, no obstante, dichas medidas, han implicado una serie de efectos físicos, psicológicos, sociales y situacionales que han intervenido con el agravamiento de diversas formas de violencias y delincuencia, condiciones que han significado el fortalecimiento de los sistemas antes mencionados junto con sus respectivos protocolos de atención con el propósito de proporcionar un servicio más eficiente a la problemática actual.

    Los sistemas 911, 089 y 075, proveen servicios, previenen y coadyuvan en la sanción de conductas, constituyendo un importante insumo de información sistematizada y georreferenciada en materia criminológica para la atención y prevención de las violencias y la delincuencia.

    La participación ciudadana a través de estos instrumentos de denuncia, contribuye en materia de seguridad ciudadana, política criminal y prevención social (…) a la génesis factorial del fenómeno en cuestión, traduciéndose en estrategias de disuasión, prevención, denuncia, reacción, investigación, sanción y tratamiento de víctimas, pero además se convierte en un mecanismo que auxilia al ciudadano en la defensa de su vida, integridad y patrimonio.

    Por nuestra parte, en el Gobierno de Guanajuato a través de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, estamos conscientes de la importancia del uso de estas plataformas tecnológicas para la seguridad. Por eso, el llamado siempre permanente a que las utilicemos en el momento en que se haga necesario, porque es un mecanismo de participación ciudadana contra la impunidad y el delito.

     

     

    Mtro. Alvar Cabeza de Vaca Appendini
    Secretario de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato


     

    Numeros de Emergencia

Destacados

Click to listen highlighted text!